Respecto al Taller de EMPODERA-T, para mí fue una gran experiencia, emocionante, volví a Cullera con la sonrisa en la boca, el día me paso muy rápido, estuve como en casa, como si todas las mujeres que estuvimos allí nos conociéramos de toda la vida. Todas las mujeres del planeta deberían transformar sus vidas y convertirlas en aquello que desean, disfrutando del ahora, para conseguir una vida gratificante y plena. Gracias por ayudarme a ser consciente de ello

AMPARO- Decoradora, lunes, 26. enero 2015 11:58